MAS RODÓ Vitivinícola

 

Nota del Arquitecto Carles Sala

     

El edificio crece sobre la edificación previa de Mas Rodó, una ‘Casa Pairal’ que data del siglo XVIII. Es una intervención depositada sobre los restos preexistentes: se ha diseñado una nave ligera que descansa sobre un zócalo original de mampostería, y que se yergue con vocación de encajarse en un contexto de empatía respecto a lo existente y de metáfora sobre un nuevo uso. La nueva fachada de madera y acero, busca la sensibilidad de un entorno natural e histórico, que huyendo del mimetismo, pretende integrarse con el ‘Mas’ a través de una construcción y de una técnica contemporáneas. Sin embargo, el interior refleja una imagen mucho más escandalosa. El verde de las viñas ha sido la excusa perfecta para consolidar una imagen. Es un color luminiscente, identitario, chillón, que se filtra a través de dos gestos: la ventana y el porche; y que pone en relación la viña y el vino, o lo que es lo mismo, el exterior con el interior. La nave recupera espacios antiguos pero también genera nuevos, y aporta la últimas tecnologías al servicio del proceso del vino. La Bodega de MAS RODÓ ha quedado finalista en la Segunda Edición de los premios “Vivir con Madera” otorgado por el Consejo Español de Promoción de la Madera y Arquinfad con el patrocinio del Gobierno de España, Ministerio de Ciencia. Sobre 200 proyectos de arquitectura realizados y presentados, han sido declarados finalistas 14 estudios de arquitectura, dos de ellos con proyectos de bodega: Richard Rogers por la Bodega PROTOS Carles Sala por la Bodega MAS RODÓ.